Reseña histórica

El Laboratorio Central Oficial de Electrotecnia (LCOE) fue reglamentado por primera vez en la Orden conjunta de los Ministerios de Industria y Comercio y de Educación Nacional del 30 de mayo de 1949 con sede inicial en la Escuela Especial de Ingenieros Industriales de Madrid. Tiene incluso un precedente más antiguo en la Orden del 12 de agosto de 1943 por el que se aprueba el primer Reglamento del entonces denominado Laboratorio Central Oficial de Comprobaciones Eléctricas.

Desde su comienzo el LCOE tenía encomendadas, entre otras,  las prácticas docentes de los alumnos de la Escuela en la materia eléctrica, la contrastación de aparatos de medida, la comprobación de patrones, los estudios, informes, ensayos y verificaciones de aparatos eléctricos, como trasformadores, motores, aislantes eléctricos, verificación de contadores eléctricos o pruebas de lámparas, cuyas características fueran necesario conocer, así como los ensayos, informes y peritaciones que se les solicitara a instancia de parte interesada, ya fueran centros oficiales o particulares.

El LCOE se articuló en distintas secciones. Así, en los años 50 se crearon las Secciones de Verificación y Ensayo de Aparatos y Máquinas (1ª), del Analizador de Redes (2ª) y la de Alta Tensión (3ª).

Con la firma por España en 1968 del Acuerdo de 1958 de Naciones Unidas sobre la adopción de reglamentos técnicos armonizados para vehículos de ruedas, equipos y piezas componentes y las condiciones para el reconocimiento recíproco de las aprobaciones concedidas sobre la base de estos reglamentos, el Ministerio de Industria requirió en aquel momento la creación de una nueva Sección, la 4ª, constituida por el laboratorio de fotometría, electroacústica y componentes eléctricos del automóvil, para dar respuesta a las necesidades industriales de los fabricantes de automóviles en las décadas del desarrollismo español.

A partir de los años 80, y como respuesta a las nuevas necesidades industriales, de certificación y calidad, se crearon las nuevas Secciones de Aparatos Electrodomésticos (5ª) y de Calibración Eléctrica (6ª), además de añadir los ensayos sobre aparatos de iluminación y equipos electrónicos e informáticos a los trabajos de la sección 1ª de Aparatos y Maquinas.

En 1983 el LCOE fue clasificado como el primer laboratorio del Sistema de Calibración Industrial (SCI) y como laboratorio español de referencia para las magnitudes de alta tensión, alta corriente y energía eléctrica, y desde entonces ha participado muy activamente en la consolidación de los sucesivos sistemas de acreditación de laboratorios (SCI, RELE, ENAC), así como en la promoción nacional e internacional de intercomparaciones en estas áreas. 

En el año 1989 el LCOE fue uno de los primeros laboratorios de España en acreditar la competencia técnica en sus laboratorios de ensayos de electrodomésticos, luminarias y equipos electrónicos e informáticos. La acreditación fue concedida por RELE (Red Española de Laboratorio de Ensayo) conforme a las normas internacionales de calidad aplicables a laboratorios de ensayo y calibración, precedentes de las actuales ISO 17025.  

En los años 90 el LCOE se transformó y creció para poder satisfacer mejor las crecientes demandas de la industria y de las Administraciones Públicas (en especial el Ministerio de Industria y Energía) en las áreas de certificación, ensayos, calibraciones y cumplimiento de las Directivas europeas de armonización para el mercado único.

Desde el punto de vista de su identidad legal, a partir de 1 de enero de 1993 el LCOE se integró en la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial (F2I2), fundación privada creada por orden conjunta del Ministerio de Industria y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) para integrar el conjunto de laboratorios del Patronato de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM.

Los años 90 fueron fructíferos en las áreas técnicas creándose el laboratorio de compatibilidad electromagnética en 1991, y ampliándose el laboratorio de alta tensión hasta adquirir una dimensión y prestigio internacional mediante la participación en múltiples intercomparaciones junto con los laboratorios nacionales más importantes de Europa.

Desde los 90, las áreas del laboratorio, herederas de las originarias Secciones, renovaron y consiguieron nuevas acreditaciones de ENAC, así que todas las secciones técnicas cuentan con dicho reconocimiento y continúan ampliando su actividad según la demanda de las necesidades industriales de nuestro país.

Asimismo, es de señalar, por su importancia, la participación desde 1992 de las áreas de electrodomésticos, luminarias y equipos asociados, equipos electrónicos e informáticos, controles automáticos y compatibilidad electromagnética, en los esquemas de evaluación de la conformidad (Esquemas IECEE-CB y ETICSENECCCA), por los que se reconoce la validez internacional de los informes del LCOE en el campo de la certificación de productos en el mundo globalizado dentro del ámbito de las normas de la International Electrotechnical Commission (IEC).

En 2001, después de acreditar internacionalmente la calidad de las medidas mediante la participación en las intercomparaciones internacionales más importantes del mundo en alta tensión, el LCOE es reconocido por el Centro Español de Metrología, CEM como depositario de los patrones nacionales de alta tensión según RD 346/2001, asumiendo el compromiso de custodiar, mantener y mejorar estos patrones y diseminar su trazabilidad al sector eléctrico de la alta tensión. El LCOE aglutina en estos laboratorios una doble personalidad, laboratorio de ensayos industriales y laboratorio de metrología, cúspide de la Metrología científica de España en alta tensión.

En la década de los 2000, se iniciaron también los proyectos para trasladar el LCOE a ubicaciones más amplias. La primera ampliación fue al complejo denominado Centro de Calidad Industrial y servicios empresariales propiedad del Ayuntamiento de Getafe. Más tarde se completó el traslado del resto de LCOE al Parque Científico y Tecnológico de la UPM en Tecnogetafe. Estas nuevas instalaciones modernas y de vanguardia tecnológica suman aproximadamente 10.000 m2 y suponen el espaldarazo definitivo a la trayectoria del laboratorio LCOE y de la Fundación en la que se integra.

El traslado y ampliación de los medios de producción de nuestros servicios de ensayo y verificación también supuso un incremento en el personal adscrito y la necesidad de reorganizarse en dos grandes áreas: LCOE-TECNOLOGÍA y LCOE-CTAT.

El LCOE es un referente multidisciplinar para la Industria y la Administración en la evaluación de conformidad, realizando medidas, inspecciones, ensayos y calibraciones, generando conocimiento en seguridad industrial, metrología eléctrica y eficiencia energética y sostenibilidad, a través de la I+D+i. También brinda asesoría y formación específica para la trasmisión y difusión del conocimiento generado.