Rafael Guirado

En este año 2024 en el que el LCOE celebra su 75 Aniversario, Rafael Guirado se jubila del LCOE, tras casi 38 años de dedicación al apasionante mundo de la evaluación de conformidad en el ámbito electrotécnico.

Desde que inició su andadura en el LCOE abordó grandes retos como el cambio de los requisitos de homologación obligatoria en los electrodomésticos a la aplicación de la directiva de Baja Tensión, la incipiente aplicación de la nueva directiva de Compatibilidad Electromagnética o la acreditación por la recién creada RELE (actual ENAC) de las actividades del laboratorio.

La expansión industrial española, consecuencia de la entrada en la Comunidad Europea y el incremento de las exportaciones, obligaron al LCOE a ofrecer a nuestros clientes, junto con AENOR, la posibilidad de reconocimiento de los ensayos realizados por el LCOE en otros países más allá de Europa, en aplicación de los esquemas IECEE-CB y CCA del CENELEC, lo que nos obligó a adaptarnos a requisitos de otros mercados, nuevos para nuestro país.

Asimismo, la aplicación de las normas internacionales IEC y EN que, junto con las españolas Norma UNE, son la base de la evaluación de conformidad, obligaron a participar en su generación y defensa en los foros internacionales de normalización, donde Rafael destacó no solo por su conocimiento técnico, también por su capacidad de negociación para alcanzar consensos y avances técnicos.

Siempre ha sido un gran colaborador con las Administraciones públicas en cuantas actividades técnicas en el ámbito eléctrico han demandado, en particular el REBT y posteriormente en la discusión y redacción de las reglamentaciones que abordaban nuevos ámbitos y cuyo caso paradigmático fueron las directivas de eficiencia energética o las actividades de Vigilancia de Mercado.

Han sido 38 años de trabajo y empuje en estos ámbitos, que han permitido en buena medida mantener y mejorar la posición internacional de nuestra organización y, por ende, de nuestro país en los principales foros relacionados con la evaluación de la conformidad.

A partir de ahora, compartirá su experiencia y conocimiento con la Universidad, donde seguramente formará nuevas generaciones de ingenieros con conocimientos idóneos para poder afrontar los retos industriales relacionados, entre otros, con los objetivos y metas de desarrollo sostenible.

Desde el LCOE y la Fundación le deseamos que siga siendo motor y ejemplo de dedicación y conocimiento, agradeciendo su aportación, empuje y presencia con nosotros durante todos estos fructíferos años.